viernes, 20 de abril de 2007

Las leyes fundamentales de reparación de cosas informáticas

Hace un momento estaba pensando: "qué raro, no se me conecta el disco duro externo". A ver, está enchufado a la corriente, la luz está encendida, el botón de atrás está puesto en la posición de on... Ah, vale, si lo conecto al ordenador de alguna forma, pues mejor.

Si alguna vez no os funciona algún aparato informático, seguid estos 3 pasos antes de probar nada más. Solucionan el problema más de una vez y ahorran una gran cantidad de tiempo:

  1. Comprueba que está todo enchufado: que ninguno de los cables se ha desenchufado, que no se ha salido el ladrón de la pared, que no se ha apagado el botón de la regleta, que el conejo no ha mordido el cable del teléfono... Si dudas, saca el cable que sea y asegúrate de encajarlo bien

  2. Reinicia el ordenador. Sí, la magia existe

  3. Trata de hacer algo similar (conectar otro aparato similar o conectar ese aparato en otra entrada, ejecutar otro programa que use también la tarjeta de sonido o el escáner, otro documento del word o lo que sea...) Así sabrás si te falla todo o sólo eso. No es lo mismo "en la película x no me reproduce el sonido" que "en las películas en dvd no me reproduce el sonido, pero sí en las de divx".

Creereis que os tomo el pelo, pero no. Ésto es lo que hago yo siempre (aunque sí reconozco los síntomas de los problemas que no se arreglan con ésto). No siempre funciona, pero ¿cuántas horas podía haberme tirado tratando de mirar los montajes de discos externos bajo windows cuando me faltaba un maldito cable USB?